• Mauricio Ocampo

Activos Virtuales: Análisis y Reflexiones (Primera Parte)


Más del 70% de los robos (usurpación) de "identidad digital", se dan por medios o descuidos no digitales, como dejar tu laptop abierta sin bloquearla en la oficina, dejar tu celular en casa con personas de servicio "desconocidas", no hacer un buen resguardo de los "papelitos" donde apuntamos claves y usuarios, y otras tantas más, que insisto, no conllevan una violación o descuido digital, lo cual rompe la posible idea de que la usurpación de la identidad digital, se da mediante ataques de hackers o violaciones de seguridad a nuestros dispositivos, ya que esos casos son los menos.

De igual forma, si hablamos de criptomonedas y lavado de dinero, considero que antes de hacer una relación natural de ambos conceptos, debemos explorar que elementos reales sostienen la idea o percepción de que una de los mayores riesgos, y en consecuencia, resistencia de los sistemas para regularlos, es la facilidad con la cual se realizan actos o procesos de "lavado de dinero" mediante los criptoactivos.

En este sentido, según análisis, encuestas, y lo más importante, la práctica y lo que vivimos día a día, muestran que el lavado de dinero requiere, de manera básica y necesaria, la necesidad de legalizar el origen del dinero obtenido por medios o actividades ilícitas, lo cual conlleva una cultura, infraestructura y procesos que involucran varios elementos, económicos, financieros, contables, legales, gubernamentales, entre otros, pudiendo ser el uso de las criptos, uno de esos elementos.

Pero seguir definiendo el todo por uno de sus elementos conlleva una percepción tendenciosa a la confusión y eso desata la cadena del desconocimiento, que es el ingrediente perfecto del miedo y sobre ese, difícilmente se pueden dilucidar alternativas.

Si pensamos en una actividad de esta índole, en su mayoría estos grupos criminales, requieren de la creación de una empresa "fantasma" que sea el vehículo a través del cual se den los actos y procedimientos que "laven" el dinero de procedencia ilícita.

Esto nos deja ver que la práctica base para lavar el dinero, conlleva varios procesos, sujetos y prácticas, que se han realizado desde mucho antes de la aparición de los criptoactivos,

Nota curiosa: uno de los medios favoritos para blanquear recursos e inversiones, es el deporte, siendo el fútbol el que más cantidades maneja, y esto lleva muchos más años que la Bitcoin, Ethereum y cualquier concepción de ICO que pudiera existir.

En el combate a la corrupción, uno de los grandes retos que la nueva Unidad de Inteligencia de Hacienda está afrontando, es el surgimiento masivo de empresas fantasma, o empresas fachada: sociedades que no tienen infraestructura real, ni activos, ni personal, pero que emiten facturas apócrifas para simular operaciones comerciales, incurriendo en delitos como el lavado de dinero, evasión de impuestos, o desvío de recursos públicos.

La circular 4/2019 emitida por el Banco de México (BANXICO), señala dentro de sus disposición de motivos lo siguiente:

"...los activos virtuales conllevan un riesgo importante en materia de prevención de operaciones con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero) y financiamiento al terrorismo, debido a la facilidad para transferir los activos virtuales a distintos países, así como la ausencia de controles y medidas de prevención homogéneos a nivel global."

Los elementos que se señalan como características facilitadoras del blanqueamiento de recursos de los activos virtuales, es decir a) su facilidad para transferirlos a distintos países, y b) ausencia de controles y medidas homogéneas, son características que también se comparten con el resto de los instrumentos de inversión y pago internacional ¿correcto? comenzando por el hecho de que el 90% del dinero se maneja y administra por medios electrónicos, lo cual también significa que es dinero "creado" por los diversos bancos e instituciones financieras, y sólo el 10% es dinero efectivamente emitido y "respaldado" por los diversos gobiernos y sus sistemas de reservas, por lo que dicho 90% es fácil trasmitirlo a diversos países mediante el sistema bancario mundial, pero también hay ausencia de controles homogénos e insterinstitucionales adecuados para detectar los recursos de procedencia ilícita, y sobretodo, procesos que garanticen su debida investigación y sancionamiento, así como recuperación efectiva, y no aparente, de esos fondos para reintegrarlos de formas socialmente benéficas. Por lo anterior, pareciera que las razones que ponen nervioso a nuestro Banco central, no centrarse de la forma, que considero, exagerada con la cual se pretende relacionar su uso con actividades ilícitas y lavado de dinero.

Al respecto, Omar Zaragoza, CEO de Kapital, presentó sus comentarios a las disposiciones de BANXICO, como parte de la consulta pública que realizó dicho Banco Central (abierta al público hasta junio), y señala:

"Los argumentos presentados en la circular para tratar así a las criptodivisas pueden aplicarse a cualquier divisa moderna que utilice un sistema computarizado, tomaré el SPEI como ejemplo: 1) es criptográficamente complejo de entender el proceso de validación de transacciones y la mayoría de los usuarios no sabe cómo funciona, 2) también el precio del peso es volátil y dicha variación se debe a factores fuera del conocimiento de la mayoría de los ciudadanos y 3) el peso también se usa para actividades de procedencia ilícita y lavado de dinero, de hecho, las criptodivisas tienen trazabilidad inalterable que las hace menos atractivas para criminales que el efectivo (Pesos mexicanos, dólares, etc). Realmente si esos son los motivos para no permitir el comercio de las criptodivisas al público en general a través de plataformas, deberían eliminar también el SPEI."

Lo anterior provoca reflexionar en el sentido de que debe regularse de forma más estricta y precisa el uso de los criptoactivos, ya que esta forma en que están dictadas las disposiciones, 1) se dejan abiertas las puertas de par en par, para que empresas de cualquier naturaleza mercantil y sin experiencia en el ámbito financiero y bancario, puedan operar con estos activos virtuales (incluyendo, por supuesto a las empresas "fantasma"), eso sí, respetando los umbrales que la Ley de Lavado de Dinero establece al respecto, pero en este punto vale la pena preguntarse si ¿las autoridades fiscales están preparadas para este interminable reporteo?; y 2) los fondos de pago electrónico no podrán operar con activos virtuales, al menos que sea en su propio ecosistema y para fines de control, transparencia y administración (utility tokens), y en consecuencia, las inversiones realizadas hasta el momento por muchos exchanges para generar los sistemas de seguridad que la Ley Fintech, y sus disposiciones secundarias, establecen, pareciera que deberá quedarse en "stand by".

#LegalTech #Fintech #criptoactivos #criptomonedas #PLD #OpenBanking #ICO