• Mauricio Ocampo

Insurtech: Protección de Riesgos a la Medida


Si pensamos en lo más preciado que tenemos en nuestras vidas, la gran mayoría guardamos nuestros tesoros en bonos intercambiables por momentos, sensaciones, emociones, experiencias y sentimientos, que nos han hecho sentir tan plenos y felices que buscamos repetir una y otra vez de la forma más segura, ya sea regresando al lugar o replicando el momento y las sensaciones vividas, independientemente donde nos encontremos.

Para muchas nuevas generaciones son estas experiencias y el cúmulo de sensaciones que traen consigo, las que los hacen sentir plenos y exitosos, por lo que buscan garantizar la seguridad del momento, para obtener con plenitud las mieles del momento.

Los estilos de vida están provocando que la exigencia en relación a la demanda de protección de riesgos también esté mutando, tal es el caso de Airbnb donde los usuarios están protegidos en su patrimonio y solicitudes de arrendamiento, por seguros temporales que aseguran una estancia y experiencia placenteras, y en caso de no ser así, coberturas de daño, reembolsos y adicionales para aminorar el posible incumplimiento.

Pero también las compañías aseguradoras que están sumándose a la ola tecnológica están obteniendo beneficios integrales, ya que ahora se puede ofrecer el reembolso de las mensualidades del gym, si se acepta usar un monitor corporal de ejercicio que reporte actividades y salud del cliente.

El mercado y los consumidores de seguros han cambiado con la llegada de la tecnología y las reglas Fintech que ofrecen una banca más abierta a disposición de los usuarios, lo cual ha permeado también al rubro de los seguros y fianzas, debido a que ahora hay mayor transparencia y posibilidad de conocer las características, coberturas, tasas y porcentajes de los diversos productos protección y seguridad de diversas empresas aseguradoras.

Ahora bien, el reto que hay de frente es generar seguros o productos de protección a la medida, es decir, seguros que surtan efectos bajo determinadas condiciones y estas puedan ser automatizadas a través de smart contracts y generar los mecanismos que disparen los procesos de siniestro, reembolso, identificación y demás procesos que las aseguradoras manejan para su operación.

Ej. seguro de protección multiobjeto de Uber, mientras utilizas su servicio de choferes privados.

Otro gran reto, que a la vez significa la evolución de la industria, es generar lealtad al no riesgo o caos, es decir, la cultura de los seguros debiera ser evitar su uso ¿correcto? Pero ¿cómo sobrevivir si se erradica la materia prima de su objeto?

Afortunadamente comienzan a surgir plataformas que premian, con reembolsos en efectivo, a los usuarios que no reportan accidentes durante su año de vigencia. Tal es el caso de https://www.friendsurance.com/.

Y en este punto vale la pena reflexionar acerca de ¿qué es lo que realmente protege un seguro? Y si lo pensamos detenidamente, no evita o cubre el riesgo en si para el cual lo contratamos, si no las consecuencias que acarrea que dicho evento suceda, por lo que vale mucho la pena concientizarnos de que la generación del riesgo sigue estando 100% en nuestro control.

Y así, teniendo el tema Fintech como caballo de Troya abriendo camino para los usuarios de servicios bancarios y financieros, el Insurtech se abre un campo que permite darle juego a chicos (starups) y a grandes por el mismo mercado, teniendo estos últimos emporios del seguro como desventaja su mismo tamaño y estructuras rígidas (y en algunos casos oxidadas) que impiden una “rápida” adaptación a las necesidades cambiantes del mercado.

En México hay poco camino andado, sin embargo, talento, fondos y apertura por parte de las autoridades financieras a temas tecnológicos, son elementos que pueden facilitar la creación de nuevos productos o empresas Insurtech o la apertura por parte de las grandes aseguradoras, de sus Insurhubs donde destinen inversión a la creación de nuevas herramientas y productos de protección.

#Fintech #Insurtech #OpenBanking

7 vistas